Internet Society Frontpage

Eventos Miembros
Acerca de Internet Normas
Publicaciones Política Pública
Acerca de ISOC Educación

Capítulos de ISOC 

Become an ISOC Member

Pautas para organizadores de capítulos

Procedimientos para llevar a cabo una consulta con las Representaciones regionales e ISOC Global

Versión: Final
Autores: Sphere Consult drafting Group
Fecha: 15 de septiembre de 2009
Fecha: 7 de diciembre de 2009 - actualización para usar “comunidades” en lugar de “circunscripciones electorales”, de acuerdo con los comentarios aportados por el equipo Ejecutivo de ISOC.

1. Introducción

Este documento es la versión final aprobada por el equipo Ejecutivo de ISOC.

Si desea consultar las versiones anteriores de este documento, incluyendo un resumen de los comentarios recibidos y su incorporación al documento, visite http://wiki.chapters.isoc.org/tiki-view_blog.php?blogId=2.

1.1 Nuestro objetivo: Desarrollo y aplicación de un Protocolo de consulta de políticas

La Internet Society necesita aplicar protocolos y/o procedimientos sobre cómo realizar una consulta con y entre sus diversas comunidades (representaciones regionales, miembros de la organización y miembros individuales) sobre asuntos relativos a políticas. No existe un protocolo claro sobre la manera en que una representación regional puede consultar a ISOC Global y/o al resto de representaciones regionales sobre un acontecimiento o desarrollo inminente en su región local. Nuestra tarea consistía en diseñar el borrador de un conjunto de protocolos para la realización de consultas de políticas entre ISOC Global y sus comunidades.

Además de tener en cuenta las relaciones anteriores, el grupo llevó a cabo una reflexión algo más amplia sobre otras consultas – explorando las diversas comunidades de ISOC y la necesidad de obtener opiniones que resulten deseables dentro del contexto ISOC. Se incluyen interacciones entre los grupos siguientes: el Consejo de ISOC, el personal, el consejo asesor, las oficinas regionales, las organizaciones de asociaciones como ISOC-ECC y las representaciones regionales.

2. Propuesta de proceso de consulta

2.1 Responsable de la consulta

A efectos de este documento, inicialmente limitamos el debate sobre el proceso de consulta a ISOC Global y las Representaciones regionales de ISOC. No obstante, creemos que este proceso de consulta podría involucrar fácilmente a diversos grupos de interesados al mismo tiempo, tal y como se indica en el párrafo anterior. Por consiguiente, este documento cubre las consultas en toda la ISOC.

2.2 Requisitos de procesos empresariales para las consultas

2.2.1 Desencadenante de una consulta

Los distintos desencadenantes de una consulta pueden clasificarse como:

a) asuntos que surgen sólo a nivel local
b) asuntos que surgen a nivel local pero que tienen un interés más amplio
c) asuntos internacionales

Dentro de estas categorías, los desencadenantes pueden ser externos (a partir de una pregunta, un documento de debate, etc.), surgidos de asuntos del Gobierno o de otras organizaciones.

Los desencadenantes pueden valorarse según su importancia para la organización. ¿Es esencial? ¿Es importante que respondan determinados grupos de interesados? ¿Se han impuesto límites temporales externos?

2.2.2 La planificación y el momento de las consultas son esenciales.

Debido a la naturaleza global de ISOC, hay que plantear atentamente la planificación y el momento de las consultas. Los asuntos relativos a políticas tienen una importancia regional distinta en momentos distintos. Durante una consulta, los participantes deben implicarse a un ritmo que se adapte a sus necesidades locales o a las necesidades globales de ISOC Global.

Recomendamos lo siguiente:
Una consulta estándar se comunicará a las partes correspondientes al menos un mes antes de tener que tomar la decisión final.

2.2.3 Las expectativas de implicación deben establecerse como parte de una consulta.

En cualquier compromiso, el organismo que inicia una consulta debe informar a su audiencia objetivo, muy específicamente, sobre sus expectativas durante la consulta. Esto incluye, entre otras, las expectativas siguientes:

  • Plazos/Fechas de vencimiento
  • A quién se consulta como parte del proceso
  • Cuál es el propósito de la consulta - Quién constituye la audiencia definitiva
  • Cómo se tomará una decisión final
  • Qué se espera que proporcionen las personas consultadas: asesoramiento, ideas, etc.
  • La fase de la consulta: diálogo, debate, decisión (véase la Sección 2.3)

2.2.4 Deben usarse las herramientas adecuadas para archivar las consultas para usarlas en el futuro.

Las consultas, así como el discurso y el debate que las rodean, tienen un valor enorme para ISOC. Por ello, ISOC debe apoyar una estructura de foro de debate que permita funciones de archivo, la participación e identificación de los participantes y múltiples métodos de acceso (en línea, correo electrónico, basados en web, calificación de diseño universal, etc.)

2.2.5 La consulta con otros participantes debe identificarse y compartirse con todos los participantes

ISOC Global y sus diversas comunidades entienden que puede haber varios grupos de interesados que deseen ser incluidos en consultas sobre políticas clave. La entidad organizacional que pide la consulta debe identificar a estos otros participantes y compartir esta información con todos ellos. Nuestro grupo ha reconocido que las consultas, posiblemente, incluyen interacciones entre los distintos grupos: el Consejo de ISOC, el personal, el consejo asesor, las oficinas regionales, las organizaciones de asociaciones como ISOC-ECC, las representaciones regionales, el Consejo Asesor de ISOC y los miembros de organizaciones de ISOC.

2.3 Proceso de consulta

Mediante este proceso, los participantes podrán representar las consecuencias probables de las decisiones, establecer la importancia de los factores individuales y elegir el mejor curso de acción a adoptar. Proponemos un modelo de consulta de tres niveles basado en el diálogo y el debate, cuyo resultado será una decisión valorada y compartida.

2.3.1 Primer paso: Diálogo - comprensión de las distintas perspectivas

El físico David Bohm, que dedicó sus últimos años a investigar el diálogo, lo describió de esta manera: El diálogo “no es un intercambio ni un debate. El debate significa ir pasándose algo, como si fuera una partida de ping-pong. Eso tiene su valor, pero en el diálogo intentamos profundizar... para crear una situación en la que podamos interrumpir nuestros criterios y opiniones para escucharnos los unos a los otros.”

Durante la fase de diálogo de una consulta, los participantes deben implicarse los unos con los otros, abiertamente, y descubrir la forma en que un asunto se percibe desde distintas perspectivas. La fase de diálogo de una consulta es, posiblemente, la fase más importante, ya que permite conocer las muchas opiniones distintas sobre el mismo asunto. Esta fase debería llevarse a cabo de forma abierta, alentadora y respetuosa para asegurarse de que se tengan en cuenta el mayor número posible de perspectivas en las fases posteriores.

2.3.2 Segundo paso: Debate - examen de los valores enfrentados desde las perspectivas

Durante la fase de debate de la consulta, los participantes tienen que sopesar las perspectivas enfrentadas recogidas durante la fase de diálogo en relación con los objetivos de la consulta y los principios de ISOC. Esta parte de la consulta puede llevarse a cabo con un grupo más pequeño para acelerar el progreso. Pero el valor del proceso en sí mismo y del debate es importante a efectos de archivo y como referencia para el futuro. Por ello, fomentamos un foro abierto y respetuoso para esta fase. 2.3.3

Tercer paso: Decisión - decisiones tomadas en beneficio de los principios de ISOC

Una vez tomada la decisión final, debe plasmarse en un documento formal que se archiva junto con el diálogo y el debate que hayan conducido a dicha decisión. El documento final debe indicar en qué forma la decisión apoya los principios de ISOC y su importancia para el futuro de Internet.

2.3.4 Estructura del proceso de consulta

Recomendamos que las consultas se lleven a cabo mediante la formación de grupos de interesados, creados para ese propósito y de breve duración, que conozcan los Fundamentos de consulta que se indican en el Apéndice A. Se ha previsto que una consulta estándar incluya la consideración proactiva de asuntos que dejen suficiente tiempo para la implicación de los interesados, y que incluya los tres pasos indicados más adelante. Un proceso reactivo de consulta sólo debería tener lugar como respuesta a una crisis inmediata y, aún así, debería incluir muchos de los atributos aquí tratados. Los procesos reactivos pueden darse en plazos de tiempo más cortos y centrarse en un grupo de interesados más específico para cumplir unos plazos de tiempo más limitados.

2.3.5 Hitos y actividades de la consulta

La consulta debe realizarse dentro de un marco tal que la comunidad participante entienda la naturaleza de la consulta.

  • Para dar información: La declaración se hace para informar al participante de algo y no espera ninguna respuesta. Se usa raramente en un proceso de consulta
  • Para el diálogo: La declaración exige un diálogo del destinatario, normalmente dentro de un plazo de tiempo determinado.
  • Para el debate: La declaración exige el debate del destinatario, normalmente dentro de un plazo de tiempo determinado.
  • Para la decisión: La declaración incluye una decisión y no espera ninguna respuesta.

Un proceso de consulta razonable consistirá en las actividades siguientes.

  1. Crear una declaración de lo que se pregunta
  2. Crear una declaración de la posición propuesta (en su caso)
  3. Asegurarse de que la declaración sea coherente con los principios básicos de ISOC y con el Plan Operativo Estratégico Global de ISOC en ese momento.
  4. Identificar a los participantes necesarios para un proceso de consulta.
  5. Establecer un límite de tiempo para un proceso de debate y su revisión.
  6. Dar publicidad a la consulta, incluyendo la información siguiente en un foro adecuado:
    • quién realiza la consulta
    • el destinatario previsto de la política final
    • el punto de contacto para preguntas y respuestas
    • lo que se espera de los participantes:
      • ¿es estrictamente informativa?
      • ¿da lugar a comentarios?
      • ¿se requiere una acción específica?
      • Reconocimiento/interés en la participación
      • qué constituye una respuesta útil
    • Plazos importantes para el diálogo, debate, información sobre la política final y documentación
  7. ¿Es privada alguna parte de la consulta? En caso afirmativo, indique cuál.

Si los participantes opinan que el plazo propuesto no es razonable, deberían responder inmediatamente con una fecha que les parezca posible y, después actuar de forma adecuada, bloqueando cualquier otra comunicación del solicitante.

2.4 Apoyo electrónico para un proceso de consulta sólido

Debido a la naturaleza global de ISOC y a la amplia distribución mundial de sus representaciones regionales, la necesidad de apoyo a la traducción y los diversos niveles de implicación de las representaciones regionales, es necesario contar con un sólido conjunto de herramientas que faciliten la consulta a todos los miembros de ISOC. Básicamente, debe crearse un foro de debate que:

Facilite la petición de participación;
Facilite el seguimiento de la participación, aunque no se esté observando en tiempo real; y
Facilite el archivo de los resultados para consultarlos en el futuro.

Apéndice A: Fundamentos de la consulta

1. Los Principios de ISOC son valores esenciales compartidos que se utilizan en la formación de políticas, pero que podrían beneficiarse de una modernización.

El grupo acordó que todas las representaciones regionales, ISOC Global y el resto de miembros de ISOC deberían acordar y utilizar los principios ISOC como ideas comunes y valores compartidos que todos respetamos y usamos como piezas básicas de todas las políticas.
Las actividades de ISOC se basan en los siguientes principios, y son impulsadas por los mismos:

  • Un uso abierto, no gravado y beneficioso de Internet.
  • Proveedores de contenido autorregulado; sin censura previa de las comunicaciones en línea.
  • La expresión libre en línea no está limitada por otros medios indirectos, como controles gubernamentales o privados excesivamente restrictivos del hardware o software informático, la infraestructura de telecomunicaciones u otros componentes esenciales de Internet.
  • Foro abierto para el desarrollo de normas y tecnología de Internet.
  • No discriminación en el uso de Internet por raza, color, sexo, discapacidad, idioma, religión, opinión política o de cualquier otro tipo, origen nacional o social, propiedad, nacimiento u otro estatus.
    No se abusa de la información personal generada en Internet ni es utilizada por otros sin el consentimiento informado del interesado.
  • Los usuarios de Internet pueden codificar su comunicación e información sin restricción alguna.
  • Se fomenta la cooperación entre las redes: la conectividad es recompensa suficiente; por consiguiente, los proveedores de redes se benefician de la cooperación mutua.
  • No obstante, el grupo también ha opinado que estos principios deben revisarse, ya que se consideran centrados en Norteamérica. Los principios podrían constituir un conjunto de valores fundamentales más fuertes si se modificaran para reflejar una perspectiva más global.

2. Las decisiones sobre políticas, incluso cuando se consideran relativamente menores, deberían ser compartidas por las partes.

Una de las ideas interesantes surgidas durante nuestro diálogo fue que debe asignarse suficiente tiempo al debate, el diálogo y/o la distribución de las decisiones sobre políticas. Las partes necesitan contar con tiempo suficiente para digerir la información y determinar la necesidad de compartirla con sus colegas.

3. El respeto mutuo por las funciones y responsabilidades es fundamental en un proceso de colaboración positivo.

El grupo debatió diversos casos del pasado en los que se produjo un conflicto de política entre ISOC Global y las representaciones regionales. Durante nuestro diálogo, quedó claro que era necesario entender y respetar un reconocimiento fundamental de funciones y responsabilidades, tanto por parte de ISOC Global como por parte de las representaciones regionales.

Para que puedan producirse consultas que permitan el mejor intercambio de ideas, debe haber una relación de confianza genuina entre las partes que participan en la consulta. Este “tejido de relaciones” es fundamental para tener éxito. Los participantes de una consulta deben entender y respetar los valores, las pasiones y el tiempo disponible para cada persona.

Los representantes de las representaciones regionales son, normalmente, voluntarios con “trabajos durante el día”. Al mismo tiempo, muchos de ellos cuentan con relaciones locales y/o regionales muy sólidas y pueden necesitar la asignación de una cantidad de tiempo razonable para asegurarse de que las nuevas políticas se enmarquen y comprendan en un contexto local.

El personal de ISOC Global se encuentra bajo una presión enorme a la hora de presentar declaraciones de políticas que apoyen la educación constante de los responsables de la elaboración de políticas en todo el mundo para asegurarse de que Internet pueda aceptar a los siguientes mil millones de usuarios. Sus recomendaciones de políticas se basan en los principios. Ocasionalmente, estas recomendaciones pueden tener que desarrollarse rápidamente para asegurarse de que se cubra una necesidad inmediata de educación y asesoramiento. El desarrollo rápido de una política debe ser la excepción, no la norma. La mayoría de las políticas pueden desarrollarse con un proceso reflexivo, con suficiente tiempo y colaboración, basado en el respeto mutuo, en el que cada participante está dispuesto a ver las cosas desde otra perspectiva y entiende nuestros valores e ideas comunes, subyacentes a la consulta.

4. El idioma es un elemento muy importante.

Muchas de las representaciones regionales participantes no son anglófonos nativos. Por lo tanto, cuando se necesita consultar una política importante, es imperativo que se entiendan y respeten los plazos y las necesidades de traducción en ambas partes de la consulta. En una consulta importante, en la que puede haber asuntos locales importantes o necesitar la socialización de ideas, las representaciones regionales deben recibir materiales traducidos o contar con suficiente tiempo para traducir las ideas en conceptos que se entiendan a nivel local.

5. Los participantes de ISOC deben utilizar el concepto de subsidiariedad en las consultas.

El principio de la subsidiariedad se basa en la autonomía y la dignidad del ser humano, y sostiene que el resto de formas de sociedad, desde la familia al estado y al orden internacional, deberían estar al servicio del ser humano. En ISOC, la subsidiariedad asume que los usuarios son el foco de nuestro trabajo y enfatiza la importancia de las representaciones regionales y los miembros de organizaciones que actúan como mercado regional o vertical mediante estructuras que capacitan la acción individual y relacionan al individuo con la sociedad como conjunto. La “subsidiariedad positiva” es el imperativo ético para que ISOC HQ asesore a nivel global sobre métodos de creación de políticas y condiciones técnicas necesarias en Internet para beneficiar al usuario de Internet, en base a los principios de ISOC.